centro oftalmologico mexico df

Retinopatía Diabética (R.D.)

Lo que se debe saber sobre complicaciones por Diabetes Mellitus

Declaraciones de la OMS  en el año 2000 mencionan  una prevalencia de Diabetes Mellitus de 170 millones de personas en el mundo, pero de no tomar iniciativas en la prevención y tratamiento, esta cifra llegará a  370 millones para el año 2030, lo que representa un incremento del 86%.

La proyección para América Latina  es un incremento del 186%,  pues de no realizar una intervención efectiva esta cifra  se elevará de 13,3 millones a 33 millones de pacientes. México tiene según la O.C.D.E.  y la Federación Mundial de Diabetes una de las tasas más elevadas  en Diabetes Mellitus,  incluso cercana al 15% en población mayor de 20 años, predominando la variable D.M. tipo 2,  relacionada a sobre peso / Obesidad y existe la evidencia que la progresión de formas incipientes de retinopatía diabética no proliferativa (aún sin formación de neovasos) a formas proliferativas, en donde la presencia de neovascularización  representa un alto riesgo de sangrado y con ello pérdida visual brusca, a lo que se agrega la evidencia de que  la severidad de las complicaciones oculares “Retinopatía Diabética” (R.D.),  es más  elevada en nuestra población mestizo /mexicana.

Está documentado formalmente que  en programas de detección,  se encontrará  con R. D. entre un 20 a 30 % de la población que acude a estas convocatorias  y de ellos entre un 5 a 8 % requerirán de tratamiento  de Fotocoagulación Láser  (F. L.), con un alto de riesgo de inminente  de pérdida visual de no ser tratados, siendo el edema macular una complicación que requiere de  manejo competente del retinólogo  y no del oftalmólogo de práctica general.  Del porcentaje total  con diagnóstico de  R.D. se tiene calculado que un 0.5% de ellos  requerirá de  cirugía en quirófano “Vitrectomía”, obviamente con costo y riesgo más elevados.

Una encuesta realizada en la que participé sobre 1,000 pacientes con D.M: en la ciudad de México en las salas de espera de los 3 Centros más acreditados con servicios de Retina,  demostró  que la R.D.  es  la patología cotidiana de atención en  más del 75%  y de ellos  más  del 50% llega con  R.D. formas avanzadas, y prácticamente un 5% ya con ceguera intratable;  menos del 10% con antecedente de haber sido  valorado el fondo de ojo  por un oftalmólogo y de ellos, la gran mayoría mal controlados de su D.M. e incluso, con complicaciones como pie diabético, insuficiencia renal  y una gran mayoría con neuropatía.

 

Considerando que hasta el 50% de los pacientes con D.M. desconocen  su padecimiento y menos aún las complicaciones,  la EDUCACIÓN del paciente y sus familiares  son indispensables, así como los programas de detección  temprana.

     PROBLEMA ACTUAL. “NÚMEROS” de la magnitud del problema

La diabetes afecta  en  MÉXICO cerca del 15 % de la población mayor de 20 años.

Si revisamos a la población la  Retinopatía afecta del 20 a 30% de los diabéticos.

Necesidad de tratar: 5% de los diabéticos tiene riesgo de ceguera.

Relacionar el costo de la diabetes con NO HACER NADA.

Es aproximadamente 50 veces más caro tratar a un paciente con retinopatía diabética que evitar el daño, y 20 veces más barato tratarlo en forma temprana que tardía.

La diabetes  y sus complicaciones continúan aumentando con un futuro incierto.

El número de CATARATA  en pacientes con D.M. no bien controlados se triplica.

La incidencia de GLAUCOMA crónico ángulo abierto  en pacientes con diabetes se duplica.

     Prevención y Educación en Programas de Detección y Manejo de R.D.

          La EDUCACIÓN  es indispensable y  con ella debe difundirse a la población en general:

•            La diabetes conlleva un riesgo real de ceguera; 25 veces mayor que la población general

•            El control metabólico estricto es esencial para evitar la pérdida visual.

•            La retinopatía diabética es asintomática y se detecta con  un fondo de ojo valorado por el oftalmólogo, siendo esencial por ello una  rutina obligada realizarse un  examen anual de la retina, una vez hecho el diagnóstico de D. M. tipo 2.

•        El tratamiento oportuno te ayuda a preservar una  visión útil.

•        El oftalmólogo es quien debe evaluar, clasificar y tratar una R.D. incluyendo lo señalado.

 

CUIDA DE TI Y TU FAMILIA,  TOMA UN PAPEL ACTIVO Y EVITA EL DEJAR  DE SER PRODUCTIVO